Durante mucho tiempo se ha reconocido al cristal de cuarzo como uno de los grandes poseedores de propiedades curativas según el chamanismo. Sin embargo, según el antropólogo Michael Harner este también tiene propiedades eléctricas. En definitiva, es un cristal con un poder espiritual impresionante, especialmente en las culturas chamánicas de todo el mundo. Es un tema que, en definitiva, resulta interesante.

El asombroso poder del cristal de cuarzo

Este cristal tiene un origen ancestral, pues civilizaciones de hace más de 8,000 años la han utilizado para localizar las enfermedades y con ellas “extraer el mal” de los cuerpos enfermos. Sin embargo, Michael Harner fue un antropólogo que durante mucho tiempo estudió las diferentes creencias de las diversas culturas indígenas, especialmente las chamánicas. De hecho, su libro “The Way of the Shaman” es uno de los más grandes.

No obstante, debemos mencionar que este cristal también tiene características eléctricas, especialmente del tipo piezoeléctrico, que se hace presente cuando el cristal en cuestión adquiere polarización eléctrica mediante algún tipo de presión o tensión. También es considerable piroeléctrico, que tiene que ver con la temperatura. Es por esta razón que Harner afirma que es utilizado para manipular el poder.

Sin embargo, esto ya lo sabían los chamanes por muchos años.

Un asombroso cristal

El cuarzo, al estar relacionada con la energía electromagnética, también es capaz de interactuar con la energía de una persona. Con los campos electromagnéticos de un cuerpo. Este, en la cultura chamánica se utiliza como un purificador espiritual, con el cual se extraen enfermedades. Incluso ellos los usaban como una ventana, para poder visualizar otras realidades. Era como un tercer ojo.

Según muchas historias, los chamanes tenían la capacidad de ver el pasado y el futuro, poniendo el cristal de cuarzo en el medio de su frente. Podían tener acceso al mundo espiritual, que es invisible para los ojos humanos. Nikola Tesla sale en esta afirmación, pues el decía que el cristal era la evidencia de la vida y que en él se podía ver a un ser vivo. No se podía entender, pero ahí estaba, ante nosotros, materializado.

El principio de los chamanes

En definitiva, Tesla coincidió con los chamanes, pues ellos también afirmaban que en su interior había vida, espíritus. Creían fielmente que había que cuidarlos, pues de lo contrario podríamos sufrir serias consecuencias. En definitiva, es mu probable que el cristal de cuarzo tenga todas estas cualidades en su interior.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here