Durante algún tiempo se ha detectado un comportamiento extraño en el interior del planeta solar, después de la órbita de Neptuno. Aún no se sabe qué es con exactitud, pero existen muchas teorías que resultan realmente interesantes, como la posibilidad de un Noveno Planeta o algo más. ¿Qué está alterando este Sistema? ¿Por qué todos los objetos están orbitando de forma extraña o diferente?

Unas hipótesis interesantes

A pesar de que existen muchas teorías acerca de esta alteración, la más interesante es la de la existencia del llamado Planeta Nueve. Es por esta razón que se ha organizado una búsqueda para encontrarlo, aún sin ningún éxito.

Esto podría ser la causa de que los objetos transneptunianos (TNO) se desprendieron de la influencia de los grandes planetas del Sistema Solar y comenzaron a seguir órbitas bastante extrañas, en bucle, diferentes a las del cinturón de Kuiper. Algo parecía haberlos alterados, algún otro planeta gigante que no ha sido detectado aún. Sin embargo, se estima que no necesariamente tienen que ser grandes, pueden ser pequeños.

Interesante planeta Nueve

Aunque se han realizado modelos que lo colocan como existente para confirmar dicha teoría, lo cierto es que no se ha obtenido ninguna respuesta. Sin embargo, si este existiera pudiera explicar el comportamiento extraño que han tenido los diferentes, haciendo que se muevan en una órbita de bucle, como si fueran atraídos por algo más que no se había notado antes.

Por esta razón, es completamente posible que sea esto lo que ha estado alterando a los TNO, haciendo que se muevan de una forma diferente. Pero, al no encontrar evidencia tangible de la existencia de este planeta, no se puede llegar a ninguna conclusión real. Es solo una más de las tantas hipótesis que se han presentado en los últimos años.

Otras teorías

Al eliminar el planeta Nueve del Sistema Solar, pudieron comprobar que existen muchos objetos esparcidos en esta área y que, evidentemente, pueden estar creando una atracción colectiva, algo que explicaría con facilidad el fenómeno. Sin embargo, ambas teorías fallan, pues esta en particular no explica por qué los TNO se inclinan exactamente igual.

Es posible que la teoría del disco de escombros que se atraen entre sí sea completamente posible, pese a los declives en la información, al igual que la del noveno planeta. Lo cierto es que no existen pruebas contundentes de ninguno de los dos y que tienen la misma posibilidad de ser exitosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.