Se dice que algunas personas son capaces de recordar “vidas pasadas” e incluso muertes que se afirman ser de esas vidas anteriores. Este tema se centra en los niños, los cuales a través de su basta imaginación nos hacen dudar y pensar en la posibilidad de casos como este.

Teniendo en cuenta que sus años de vida están reducidos; podríamos deducir que su conexión con vidas anteriores son mucho más fuertes, por lo tanto; se puede tomar como evidencia de alguna manera u otra sobre la reencarnación.

Si bien es cierto que muchas personas atestiguan que la reencarnación si está presente y que es un hecho, es un tanto complicado corroborar dicha información puesto que ronda dentro de lo imposible demostrar científicamente la transición del alma de un cuerpo a otro.

Y pocas veces se ha podido probar la posibilidad de existencia de esto.

Una Historia Real de Reencarnación

Esta noticia relata la historia de un niño de 3 años de edad que afirmaba haber vivido en su lugar de origen antes, todo esto no causó mucho revuelo puesto que es un niño y suelen pensar de manera fantasiosa y fuera de la realidad, pero no fue hasta que afirmó haber sido asesinado que se investigó más a fondo.

Dicho niño era druso (minoría religiosa que habita en siria mayormente), y en esta cultura la reencarnación es aceptada hasta el punto que; cuando un niño nace, los ancianos de la comunidad buscan marcas de nacimiento ya que estas son atribuidas a marcas de muerte en vidas anteriores.

Los ancianos hacen preguntas concretas haciendo hablar a los niños, y a menudo por norma general se realiza una pequeña búsqueda guiada por lo que dicta en niño, pero cuando estos presentan indicios fehacientes, son llevados ante un consejo de ancianos muy respetados en su cultura para continuar con la búsqueda.

Un Asesinato Sufrido en una Vida Pasada

No fue fácil de manejar al inicio pero es un hecho real. El niño nació con una mancha rojiza en la cabeza y al alcanzar la capacidad para hablar en balbuceos conseguía dictar que fue asesinado. Decía que fue por un golpe en la cabeza, recordaba detalles.

Su nombre anterior que concordaba con un hombre que solo había sido visto por última vez unos 4 años atrás. La sorpresa es que recordaba el nombre de su verdugo el cual según su nombre, concordaba con el vecino del asesinado. Debido al revuelo muchas personas se acercaban a escuchar la historia.

Entre esa aglomeración de personas se encontraba un hombre el cual fue señalado por el niño acusándolo del asesinato, consecutivamente todos quedaron en silencio y el hombre rompió en llanto afirmando su culpabilidad, contó que eran vecinos y en una discusión golpeó al hombre con un hacha.

El acusado entró en shock por unos segundos y luego intento desmentir todo el tema pero el niño con más afirmaciones de saber dónde estaba su cuerpo enterrado consiguió ser una de las pruebas más grandes de reencarnación del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here