El agujero descubierto en la cabeza de la Gran Esfinge de Guiza y que luego fue tapado con cemento sigue dando de qué hablar. Este hoyo, cuya existencia fue probada en fotografías de mediados del siglo XIX, y que actualmente ha sido corroborada gracias a filmaciones hechas por drones, podría ser la entrada a secretos no contados hasta ahora.

Túneles y cámaras ocultas

Según descubrimientos realizados por arqueólogos, debajo de la Esfinge existen una serie de túneles y cámaras ocultas que conducen a sarcófagos. Zahi Hawass, el egiptólogo encargado de velar por las antigüedades que componen la Necrópolis de Guiza, dio testimonio de ello. Sin embargo, después de aparecer en un video corroborándolo, no volvió a comentar sobre el hallazgo.

El salón de los recuerdos

Una de las teorías que gira en torno a la Esfinge es la existencia de un salón oculto debajo del monumento el cual estaría lleno de valiosos recuerdos. Este almacenaría documentos que darían testimonios de una o varias civilizaciones que antecedieron a los egipcios. Quienes llevaron estas riquezas allí serían personas provenientes de Atlantis.

De hecho, en varias historias de excavaciones durante la primera mitad del siglo XX se narran anécdotas parecidas. La cámara estaría justo debajo de la pata derecha de la Esfinge. También se asevera que hay un túnel entre esta y la Gran Pirámide.

Más antigua que las pirámides

Otro de los temas más discutidos es la erosión que posee la esfinge. Los investigadores coinciden que aquella encontrada en el cuerpo fue causada por el agua y, por ende, dataría de una época en la que Egipto tendría un clima totalmente distinto al que hoy conocemos; es decir, entre 12 y 15 mil años.

Esto significaría que la Esfinge es mucho más antigua que las pirámides, cuyos registros de construcción suponen que son de hace 4500 años.

El conocimiento escondido

Es posible conseguir teorías que señalan, por ejemplo, que la cabeza actual de la Esfinge no es la que poseía cuando fue construida, sino que la cambió Menes, el primer rey que registra la historia Egipcia. También hay quienes piensan que dentro de ella existió un templo gigantesco.

Estas y otra hipótesis surgen en pleno siglo XXI, cuando la tecnología está en un gran momento. Tenemos a la mano una gran oportunidad. El orificio en la cabeza de la Esfinge solo certifica que hay mucho más por aprender, pero que todo ese conocimiento permanece escondido.

Fuente del vídeo: MisteriosOcultosTv

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here