En Rusia existen muchas teorías conspirativas que incluyen avistamiento de OVNIS y demás criaturas extrañas. Sin embargo, en la actualidad ha salido a relucir el tema del lago Issik Kul, que quiere decir “lago caliente”, algo que hace referencia a que este nunca se llega a congelar totalmente. Los encuentros con estos seres han sucedido desde hace muchísimo tiempo, sin embargo, no es hasta 1930 que salen a la luz.

Una historia asombrosa

Un investigador llamado Ilvya Grabovsky se encontraba realizando una exploración exhaustiva de algunos sucesos extraños que habían estado sucediendo en el lago Issik Kul. En medio de la investigación tuvo la oportunidad de hablar con un hombre que se encontraba en la localidad y que había vivido una experiencia en este lago. Aunque al principio se negó, pronto terminó afirmando que había estado en ese lugar hace muchos años con sus amigos.

Descubrieron entonces una cueva, volvieron con cuerdas y demás artefactos para escalar. En su interior encontraron los esqueletos de unos hombres gigantes con medallones de plata en forma de murciélago, figura también usada para los OVNIS. Aunque ya no poseía estos amuletos, pues los habían fundido y vendido, lo cierto es que conservaba un trozo que le dio al investigador. Cuando lo mandó a revisar, no supieron de qué año era.

Una asombrosa coincidencia

Sin embargo, esto no era lo único que había sucedido en el lago Issik Kul, pues al revisar documentos antiguos vio que en 1800 unos niños habían tenido una experiencia bastante similar. Estaban buscando mejillones y descubrieron dicha cueva, donde se encontraban estos gigantes. Grabovsky nunca logró encontrar la cueva y nunca dio detalles de sus descubrimientos

Aquí no acaba la historia

No obstante, en 1980 este lago estuvo frecuentado por militares de este país. Es aquí donde entra en juego los hombres ranas, quiénes eran los responsables de adentrarse en el lago. Ellos aseguran que, un día, mientras nadaban, vieron a una especie de seres humanoides con unos pequeños trajes y sin máscara de buceo, a pesar del frío y de las profundidades.

Fuente del vídeo: Mister P

No pudieron verles las caras, pues traían pequeños cascos que se las cubrían. Nadie supo si ocultaban sus rostros adrede, para que no los reconocieran o esto era parte de su anatomía. Lo cierto es que siguen siendo un misterio para todos. Esto fue motivo de investigación durante mucho tiempo, pero, ¿realmente existen estos seres? ¿quiénes son y por qué habitan en las profundidades del lago más frío de Rusia?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.