¿Quiénes son los guanches? Cómo el aislamiento no salvó la civilización

¿Quiénes son los guanches? Cómo el aislamiento no salvó la civilización



Durante muchos años, el origen canario de los guanches siguió siendo un misterio. Se ha hecho una sugerencia mística de que pueden ser descendientes de los legendarios Atlantes.

¿Quiénes son los guanches? Cómo el aislamiento no salvó a la civilización 2

¿Quiénes son los guanches?

El clima subtropical de las Islas Canarias, la región más al sur de España, atrae a multitudes de vacacionistas. El año pasado, las Islas Canarias fueron visitadas por 15 millones de turistas. En el siglo V aC y. el escritor romano Plinio el Viejo escribió sobre islas desiertas con ruinas de grandes estructuras. Sin embargo, no las siete islas estaban vacías. Los hallazgos arqueológicos indican que aproximadamente desde mediados del primer milenio antes de Cristo llegaron aquí los fenicios y los puni. Los cartagineses exploraron periódicamente las Islas Canarias. Y solo después del siglo IV d.C., los guanches, que no sabían nada sobre construcción naval y navegación, quedaron completamente aislados.

Mucho antes de la llegada de los primeros colonos españoles en 1470, floreció otra civilización en las Islas Canarias. Los isleños se llamaban a sí mismos Guanches, Guachinec o Guachinet, que traducido significa «hombre de Tenerife». El testimonio escrito de los guanches de 1150 llegó al rey de Sicilia Roger II en un libro escrito por el geógrafo árabe Muhammad al-Idrisi, «Diversión de los agotados en viajar por región».

Con cabello rubio y ojos azules, eran sorprendentemente diferentes de los habitantes nativos del norte de África. , hasta donde se extendía la extensión del Océano Atlántico. Los indígenas eran más altos que los castellanos de la época (hombres altos (165-171 cm) y mujeres cuya altura media alcanzaba los 160 cm). Incluso el tono de su piel era más claro que el de los españoles de entonces.

El idioma, a pesar de algunas similitudes con los idiomas bereber-libios, también se diferenciaba de ellos. Fue aún más sorprendente que los guanches pudieran hablar entre ellos, solo moviendo los labios o emitiendo un silbido que entendían y respondían desde largas distancias.

El misterio del origen de las mejillas

El origen de los guanches ha sido durante mucho tiempo objeto de discusión entre arqueólogos e historiadores. Según algunas hipótesis, eran descendientes de los celtas o los vikingos. Los más atrevidos han sugerido que pueden ser descendientes de los míticos habitantes de la Atlántida sumergida. Se han expresado hipótesis sobre la similitud de los aborígenes con los cro-magnones.

Un estudio de ADN de momias antiguas conservadas en las islas en 2019 mostró que los guanches son probablemente bereberes del norte de África, que llegaron allí alrededor del año 100 d.C. o incluso antes.

La cuestión de cómo llegaron los guanches al archipiélago permanece abierta. Según una teoría, los habitantes de Tenerife cruzaron el océano en pequeñas embarcaciones y desembarcaron en las islas de Lanzarote y Fuerteventura. El número de colonos potenciales también sigue siendo objeto de debate científico, pero los estudios muestran que 14 parejas serían suficientes para poblar el archipiélago.

Cultura guanches

Como muestran los hallazgos arqueológicos, los guanches se organizaron en una sociedad tribal bajo el liderazgo de líderes. Se dedicaban a la agricultura, la caza y la recolección, su dieta incluía:

  • Leche;
  • carne de cabra;
  • Cerdo
  • Fruta.

La mayoría vestían faldas de cabra tejidas con hojas de totora, pieles de cabra. Vivían en cuevas naturales o casas sencillas de piedra con techos bajos. .

Los guanches adaptaron sus cavernas y cuevas para su uso como depósitos y templos. Algunas de estas estructuras han sobrevivido hasta nuestros días e indican el conocimiento astronómico avanzado de este pueblo. Los agujeros en las paredes de la cueva permiten que la luz del sol entre en ciertos lugares en diferentes épocas del año, marcando las fechas del solsticio y el equinoccio.

Una de las más notables de estas estructuras son las estructuras Riesgo de caída . Es un asentamiento formado por 21 cuevas, excavadas en la toba volcánica a unos cien metros sobre el río Barraco Hondo, en la isla de Gran Canaria. Se cree que este lugar fue utilizado como almacén de granos, templo y observatorio astronómico. La luz del sol y la luna penetra por los huecos de la cueva, que iluminan las pinturas simbólicas de las paredes. En 2019, Risco Caído se convirtió en el primer Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en las Islas Canarias.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )