Nuevo hallazgo en la Barrera de Coral prueba que los australianos no aprendieron cerámica de Europa.

Nuevo hallazgo en la Barrera de Coral prueba que los australianos no aprendieron cerámica de Europa.


Un nuevo descubrimiento en la costa noroeste de Australia ha reescrito los libros de historia. Hasta ahora, la opinión académica era que la cerámica fue introducida en Australia por los europeos. Ahora se ha demostrado que esto es incorrecto.

Este nuevo hallazgo nos muestra que los australianos estaban fabricando artículos de cerámica mucho antes de que llegaran los europeos. De hecho, miles de años antes: los arqueólogos han descubierto numerosos fragmentos de cerámica que datan de hace 2.000 a 3.000 años.

Esto marca ahora la cerámica más antigua jamás encontrada en Australia, descubierta a solo 50 cm (20 pulgadas) bajo la superficie en una isla situada frente a la península de Cape York. El análisis geológico de estas cerámicas sugiere que fueron elaboradas localmente, utilizando arcillas y materiales refractarios obtenidos directamente de Jiigurru (también conocida como Isla Lizard).

Entonces, si no de los europeos, ¿dónde aprendieron los australianos a fabricar cerámica?

Un Intercambio Cultural

En un artículo recientemente publicado en Quaternary Science Reviews, se revela un relato completo sobre el descubrimiento de 82 fragmentos de cerámica todos provenientes de un único sitio de excavación encontrado en esta isla de la Gran Barrera de Coral. La edad de esta cerámica coincide con la época en que el pueblo Lapita que residía en el sur de Papúa Nueva Guinea era famoso por sus habilidades en la fabricación de cerámica. Esta correlación sugiere claramente intercambios culturales o influencias entre estas comunidades.

La comprensión del proceso de elaboración de estas ollas sigue siendo un desafío importante. Los fragmentos, con un tamaño promedio de menos de 2 cm, están fragmentados, lo que dificulta adivinar su forma y función completa.

El miembro del clan Dingaal y presidente de la Corporación Aborigen Walmbaar, Kenneth McLean, agregó: “Trabajar en colaboración con arqueólogos y Dueños Tradicionales y trabajar en la Tierra es algo que nunca se ha hecho antes para mi gente, donde trabajamos juntos en la Tierra, compartiendo la historia de cada uno en la Tierra, y no solo compartiendo esta historia de nuestra gente, la Gente Mayor, y desde el lado de la arqueología, científicamente, lo cual es un buen resultado que podemos ver. Podemos cuidar la Tierra juntos.”

Estos fragmentos de cerámica pueden ser pequeños, pero la historia que cuentan es realmente enorme, lo que explica por qué el viaje de investigación ha tomado años antes de llegar a la publicación, como señaló Ulm. La excavación, que se extendió desde mediados de 2017 hasta 14 meses después, desafió una perspectiva académica predominante, y tuvieron que estar seguros.

El sitio en sí solo ha sido conocido durante unas dos décadas. El avistamiento inicial de fragmentos de cerámica en Jiigurru fue realizado por un arqueólogo en vacaciones de Nueva Zelanda en 2006, mientras buceaba en la laguna poco profunda.

Los investigadores implicados tienen la esperanza de que el descubrimiento de cerámica antigua en la Gran Barrera de Coral sugiera la probable existencia de restos adicionales, potencialmente incluyendo artefactos asociados con la cultura Lapita, dispersos a lo largo de la extensa y en gran parte inexplorada costa noreste de Queensland.

Esta revelación subraya la tentadora perspectiva de descubrir más pruebas que podrían enriquecer significativamente nuestra comprensión de las antiguas civilizaciones marítimas de la región y su interconexión.

“Estas redes facilitaron el intercambio de objetos e ideas entre comunidades costeras australianas y de Nueva Guinea durante los últimos 3000 años. Mientras que algunos objetos, como adornos de concha cónica y pipas de fumar de bambú, indican una amplia difusión de cultura e ideas, otros, como la cerámica, también sugieren el intercambio de tecnología,” concluye el equipo de investigación.

Imagen destacada: El sitio de excavación en Jiigurru donde el descubrimiento de cerámica antigua ha reescrito la historia de Australia. Fuente: Science Direct / Ian J. McNiven.

Referencias

Hinchcliffe, J. 2024. Gran descubrimiento en la Gran Barrera de Coral desmiente la creencia de que los australianos aborígenes no fabricaban cerámica, según arqueólogos. Disponible en: https://www.theguardian.com/australia-news/2024/apr/10/great-barrier-reef-discovery-overturns-belief-aboriginal-australians-did-not-make-pottery

Tuhin, M. 2024. Los aborígenes australianos fabricaban cerámica miles de años antes de la llegada de los europeos. Disponible en: https://archaeonews.net/aboriginal-australians-made-pottery-thousands-of-years-before-europeans-arrived

Ulm, S. et al. 2024. Producción temprana de cerámica aborigen y ocupación de islas en Jiigurru (grupo de Isla Lizard), Gran Barrera de Coral, Australia. Quatenary Science Reviews. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.quascirev.2024.108624

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )